El estrés durante el tratamiento hormonal

El director de la Unidad de Reproducción Asistida del Hospital Universitario de Montepríncipe, Isidoro Bruna, ha liderado el primer estudio que se realiza en España para medir el impacto psicológico que se produce durante los tratamientos de estimulación de los ovarios. La investigación se presentó en el Congreso de la Sociedad Española de Fertilidad revelando que más de el 10 por ciento de las mujeres sufren depresión en el transcurso del tratamiento hormonal. Además, 2 de cada 10 mujeres presentan síntomas de ansiedad dado su ferviente deseo de quedarse embarazadas.

Como ya comentábamos en anteriores artículos, el apoyo emocional es un factor muy importante en todo tratamiento de reproducción asistida, y una vez más se demuestra que las pacientes son muy sensibles a la aceptación de sus allegados. De hecho, Isidoro Bruna apunta que “los niveles de ansiedad y depresión que sufren las pacientes con infertilidad son equiparables a los del paciente oncológico o de dolor crónico”.

Además, existe una gran tasa de desconocimiento sobre la infertilidad en el público general, lo que genera rumores inciertos que pueden afectar a las pacientes. Se suele pensar, por ejemplo, que los tratamientos de fertilidad engordan, cosa que es totalmente falsa.

Más de 500 mujeres han sido evaluadas durante el tratamiento hormonal que se realiza antes de la fecundación in vitro. Existen estudios previos sobre los efectos psicológicos de la espera de resultados o el momento en que la paciente descubre su infertilidad. Sin embargo, el estudio se centra en este otro momento importante del proceso, pues los cambios hormonales influyen en el estado de ánimo en cualquier situación.

El estudio no concluye con que todas las mujeres que se someten a tratamientos de fertilidad deban recibir terapia psicológica, pero sí indica que la depresión y la ansiedad podrían aparecer en algunos casos y lo mejor es conocer estos datos para paliar los efectos cuanto antes. Uno de los datos significativos es el hecho de que los tratamientos con ciclos de inyecciones más cortos generan menos ansiedad, así como reducir el número de controles o permitir que las pacientes se administren el tratamiento ellas mismas.

De cualquier forma, el director de la Unidad de Reproducción Asistida del Hospital Universitario de Montepríncipe se basa en el estudio publicado por el British Medical Journal para asegurar que los factores de distrés psicológico no afecta al éxito del tratamiento.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies